España redujo su población en 19.268 personas durante el primer semestre de 2015

España redujo su población en 19.268 personas durante el primer semestre de 2015

A finales de junio de 2015, la población española había perdido 19.268 personas en los seis meses anteriores. Es decir, hubo un total de 206.656 nacimientos frente a un total de 225.924 fallecimientos.

En estos momentos existen comunidades autónomas como Castilla y León, Galicia y Asturias, donde se producen el doble de muertes respecto a los nacimientos.

La situación demográfica es un problema nacional, que puede convertir a España en un país de ancianos, donde la media de hijos por mujer es de 1,3, totalmente insuficiente para mantener la población actual.